Destino de viaje: Croacia

     Croacia está adquiriendo cada vez más popularidad como destino de viaje para aquellos turistas que buscan disfrutar del sol y del calor, así como de un país cargado de riqueza cultural y medioambiental. Tras la guerra, Croacia ha sabido reconstruirse a sí misma y establecerse como uno de los lugares con mayor turismo europeo en los meses de verano.

La Republica de Croacia consta de un excelente clima del que se disfruta sobre todo, en el periodo estival, Julio y Agosto. Para aquellos turistas que desean evitar mayores aglomeraciones la mejor época para visitar el país es Septiembre, mes en el que además el sol ya no es tan fuerte.

La moneda es la Kuna croata que se puede canjear en el propio país, por ejemplo en las entidades bancarias. En general, los precios de la estancia turística en Croacia son muy asequibles o por lo menos más que en otros lugares de turismo del mediterráneo.

Entre los lugares que conviene no perderse en un viaje a Croacia se encuentra su capital, Zagreb. Esta ciudad conserva todavía su aspecto medieval con lo que, pasear por sus calles, ver sus iglesias, resultan imprescindibles para el viajero. Además, allí se encuentra la Catedral de San Esteban y la Torre de Lotrsac, entre otras de las tantas cosas que visitar en la ciudad.

Otro de los destinos que no debe perderse el turista en Croacia es la ciudad de Dubrovnick; principalmente el antiguo barrio de Stari Gard en el que apreciaremos la belleza de sus construcciones de mármol. También aquí, destacan sus murallas construidas en los siglos XIII y XVI y que se conservan actualmente.

En la propia ciudad, se puede disfrutar del sol en sus playas aunque para un plan más “alternativo”, conviene coger el ferry a la isla de Lokrum.

A 150 km al norte de Dubrovnik, se encuentra Split que a pesar de ser una ciudad mayoritariamente industrial resulta interesante de visitar por la simpatía de sus gentes y alegría y movimiento de sus calles.

Algo más tranquilo es Rovinj, en la costa de Istria que también suele ser un lugar de visita del turista y en el que se encuentra un activo puerto pesquero.

Otras lugares que se pueden visitar si se disfrutan de varios días de vacaciones son entre otros: Rab, Korcula, Solin, la Isla de Mljet, que consta de dos lagos de agua salada ideales para nadar y relajarse.

Además, cada vez gana más fama en el país el turismo activo con la práctica de deportes como el piragüismo y submarinismo.

Como veis, todo esta oferta cultural junto a una gastronomía excelente, hacen de Croacia un país que conviene tener en cuenta a la hora de organizar unas vacaciones de verano inolvidables.