Destino de viaje: Fez

Fez es la tercera ciudad de Marruecos, después de Casablanca y Rabat, con una población de casi 1 millón de habitantes. La ciudad está situada en la región antiguamente llamada Hispania Nova y constituye la capital del Islam en Marruecos. Este hecho, unido al prestigio de su universidad en el estudio del árabe y la religión musulmana, convierten a Fez en centro religioso y cultural del país.

Fez está claramente dividida en tres zonas: Fez el-Bali, la medina antigua, Fez el-Jdid, la medina nueva, y la Ville Nouvelle, la ciudad nueva. La medina de Fez el-Bali, la mayor de las dos de la ciudad, es la mayor zona peatonal del mundo y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.

Además del paseo por las medinas, que resulta un recorrido muy especial para todo viajero que visite la ciudad, existen una serie de visitas que no conviene perderse.

Destacamos entre otras, la visita a la Curtiduría Chouwara, una de las más populares y conocidas donde el turista podrá observar el proceso de elaboración del cuero.

También imprescindible es visitar la Mezquita Al Karaouine, la más importante en Fez y que fue construida en el año 859 bajo el mandato de Fátima al Fihriya.

El Palacio Real de Fez es uno de los más grandes y antiguos de Marruecos. Construido en el siglo XIV es, junto al Mausoleo de Mulay Idrís II, otro de los lugares obligatorios que visitar. Este último, es un santuario dedicado a Mulay Idrís II, rey de Marruecos entre los años 807 y 828 y uno de los fundadores de Fez.

La Puerta Bab Bou Jeloud (Bab Boujloud) es la puerta más importante de acceso a la Medina Fez el-Bali, la zona más antigua y con más encanto de la ciudad. Allí, en el centro mismo de la Medina, se encuentra la Plaza Seffarine que igualmente conviene recorrer.

En Fez, resulta también interesante la visita a las medersas o madrazas, antiguas escuelas coránicas en dónde en ocasiones residían los estudiantes.

Entre las más destacables están Medersa Attarine, construida entre 1323 y 1325 bajo las órdenes del sultán Abu Said y que fue una de las principales escuelas de la religión coránica de Fez.

También importante es la Medersa Bou Inania, inaugurada en el año 1350 y la Medersa Cherratine que se diferencia de las otras medersas de Fez por su estilo funcional y poco ornamentado y en la que se pueden visitar sus antiguas habitaciones.

Como veis, la majestuosidad de esta ciudad, que consta de uno de los mayores emplazamientos medievales del mundo, hacen de Fez uno de los lugares más importantes y recomendables para visitar en Marruecos.

Volver a Noticias de Viaje