Destino de viaje: Marruecos

     Como viene siendo costumbre en nuestros últimos artículos, en esta ocasión, hablaremos de otro destino de viaje muy recomendable para todo viajero que quiera disfrutar de unas agradables y enriquecedoras vacaciones. Esta vez le toca el turno al oficialmente llamado Reino de Marruecos, situado al norte de África.

Marruecos, con capital Rabat, ha ganado mucha popularidad como destino turístico debido a su riqueza cultural que hace que la visita a este lugar se convierta en una experiencia inolvidable también a nivel personal y espiritual.

En general, Marruecos cuenta con un clima subtropical que lo convierte en un lugar adecuado para visitar durante todo el año.

Entre los lugares que conviene visitar se encuentra Tetuán, una pequeña ciudad que es considerada la capital del norte del país y que cuenta con una zona céntrica que el turista debe sin duda, ir a conocer. En general, la ciudad posee una gran riqueza artística que la convierte en uno de los centros culturales del país. En este sentido, otra de las ciudades que conviene no perderse es Fez, ciudad antigua y tradicional que cuenta con una arquitectura admirable.

Meknes, en sus comienzos fue una ciudad muy militarizada y destaca también por sur división entre la zona moderna y antigua. Aquí se encuentra el Gran palacio Real que nunca se terminó de construir. También allí, destacan los mercados para adquirir piezas de cuero y plata y obviamente, como en todo Marruecos, su gastronomía. En Meknes, los amantes de la alimentación más exótica disfrutarán de por ejemplo, un buen cuscús en alguno de sus muy recomendables restaurantes.

Otra de las ciudades importantes de Marruecos y quizá, la más turística, es Marrakech. Situada al sur del país, destaca por encontrarse rodeada de murallas de color rojizo. Resulta muy agradable al turista por su bullicio y ajetreo durante el día y la noche.

Cerca de Marrakech se encuentra Essaouria, dónde los amantes de unas vacaciones con más movimiento que quieran practicar actividades deportivas, podrán disfrutar ahí de la práctica del windsurf. Para los que quieran relajarse, en Essaouria se sitúan los balnearios más populares del país.

Muy similar a Essaouira es Agadir que además cuenta con aeropuerto, lo que facilita la llegada a esta ciudad.

Otras de las visitas recomendables es Tánger, ciudad ligada a la actividad portuaria, calificada como puerto libre ya que el sistema de impuestos se gestiona desde la propia ciudad. Además, allí se pueden disfrutar de maravillosas vistas imborrables en la memoria del viajero.

La capital administrativa del país es Rabat que conviene igualmente visitar para ver sus impresionantes jardines, así como las tiendas de mayor lujo que allí se sitúan.

Por último, otro de los lugares que conviene mencionar para su visita en la estancia en Marruecos es Casablanca; la ciudad más grande y quizá más popular de Marruecos que cuenta con mezquitas de grandísima belleza.

En general, la visita a Marruecos supone un viaje en cierta manera diferente, y sobre todo inolvidable que conviene anotar en la lista de lugares que visitar en unas próximas vacaciones.

Volver a Noticias de Viaje