Destino de viaje: Oporto


Oporto, llamada en portugués Porto, es la segunda ciudad más
importante de Portugal después de Lisboa. Se encuentra situada en el
norte del país, en la ribera derecha del Duero en su desembocadura en el
océano Atlántico y consta de más de 1.7 millones de habitantes. La
cercanía de Oporto con España hace que, incluso para una pequeña
escapada, sea un destino muy cómodo y atractivo para los turistas
españoles.



Entre los lugares que conviene visitar en Oporto se encuentran la
Catedral de Sé de Oporto, situada en el centro histórico de ciudad y que
constituye la sede episcopal de la diócesis de Porto, Portugal.

Igualmente
importante es la Iglesia de los Clérigos, de estilo barroco, fue
construida entre 1735 y 1748 y esta coronada por la Torre de los
Clérigos. Esta torre es uno de los símbolos mas importantes de Oporto y
supone además, la torre más alta de Portugal con 76 metros de altura y
más de 200 escalones.

Otro de los edificios religiosos más
importantes de la ciudad es la Iglesia de San Francisco que consta de un
interior muy peculiar con pequeñas catacumbas. También importante es la
Iglesia dos Grilos, completamente distinta al resto de iglesias de
Oporto y que esconde en su interior el Museo de Arte Sacra y
Arqueología.

En la visita a Oporto resulta curioso también, dar
un paseo por la estación de trenes llamada de San Bento, que recibe su
nombre ya que fue construida a principios del siglo IX sobre los restos
del antiguo convento de San Bento del Ave María.

Otra de las
visitas imprescindibles es al Mercado do Bolhao, uno de los edificios
más emblemáticos de la ciudad que recoge varios puestos de alimentación,
flores, regalos…y cuyo recorrido resulta toda una experiencia para el
viajero que visita Oporto y quiere ver y sentir la esencia de la ciudad.

También
importante es la visita a la Librería Lello e Irmao que aparece en
películas como Harry Potter debido a su majestuosidad y belleza.

Otro
de los símbolos de la ciudad y de su avance hacia una arquitectura más
vanguardista es la Casa de la Música, construida para el proyecto
"Oporto 2001; Capital Europea de la Cultura".

Además, otro
edificio destacable es el Palacio de la Bolsa, sede de la Asociación
Comercial de Oporto, fue construido en estilo neoclásico a mediados del
siglo XIX. Al igual que la Casa do Infante en la que nació Enrique el
Navegante y sirvió para alojar a los huéspedes de la casa real.

Por
último, el recorrido por los Jardines del Palacio de Cristal es otro de
los lugares imprescindibles que ver en Oporto que, como veis, ofrece
varias visitas de interés para el turista que se escape a ver esta
maravillosa ciudad del país vecino.

 

Volver a Noticias de Viaje