Destino de viaje: Viena

     Viena es la capital de Austria, país llamado oficialmente Republica de Austria. La ciudad está situada a orillas del Danubio y debido a su antigüedad cuenta con un grandioso patrimonio artístico que la convierte en una de las capitales más bellas de Europa.

 

En el corazón de Viena nos encontramos con la Catedral de San Esteban que, a pesar de su estilo gótico, se empezó a construir como iglesia románica. Supone un símbolo de la ciudad ya que se ha reconstruido en varias ocasiones para que pudiera sobrevivir a bombardeos y guerras.

 

Otro de los edificios más característicos de Viena es el famoso palacio de Schöbrunn. Conocido como el Versalles Vienés, supone una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad debido a la magnificencia de sus jardines, fuentes y decoración de su interior.

 

También en la ciudad, conviene visitar el Museumsquartier (Barrio museístico) con tres museos de arte moderno con lo mejor de la pintura de Gustav Klimt y Oskar Kokoschka.

 

La Iglesia de san Carlos Borromeo (en alemán, Karlskirche) es una iglesia barroca situada en la parte sur de Karlsplatz y que fue construida como monumento al fin de la peste de 1713.

 

Otra de las Iglesias más destacadas en Viena es la Votivkirche. Con estilo neogótico, fue construida para celebrar el fracaso del intento de asesinato contra Francisco José.

 

También impresionante resulta el Edificio de Secesión debido a la magnificencia de su construcción en color blanco con una enorme cúpula dorada.

 

En Viena además, encontraremos una de las más importantes compañías de ópera mundiales. Hasta 1920 se llamó Ópera de la Corte de Viena y supone el centro neurálgico de la vida musical vienesa.

 

El Ayuntamiento de Viena, Rathaus, es un precioso edificio de estilo neogótico situado en una plaza con jardines en la que es aconsejable darse un paseo ya que siempre está llena de vida y movimiento.

 

Cuando la familia imperial no estaba en su residencia de verano en el palacio de Schönbrunn, vivía en el Hofburg, un complejo arquitectónico situado en el centro de la ciudad. Actualmente alberga las oficinas del presidente austríaco, salas de convenciones y varios museos. Se pueden visitar algunas salas y descubrir cómo vivían los Habsburgo y cómo cuidaba su cuerpo la famosa emperatriz Sissi.

 

Por último, conviene no perderse en la visita a la ciudad la Noria Gigante del parque de atracciones del Prater y la famosa casa Hundertwasserhaus, llena de color que contrasta con las viviendas situadas a su alrededor.

Volver a Noticias de Viaje