Este verano: Mallorca

Mallorca es la isla más grande del archipiélago balear y constituye un destino muy popular para el turismo sobre todo proveniente de Alemania. Quizás su fama se deba, entre otras cosas, a que Mallorca fuera conocida como”la isla de la calma “debido a su ambiente sosegado y tranquilo, perfecto si se buscan unas vacaciones de total relax.

En la visita a la isla, la mayor parte de los lugares de interés cultural se sitúan en su capital, Palma de Mallorca. Allí es dónde podremos encontrar por ejemplo, La Seu, principal edificio religioso de Mallorca y que consiste en un templo de estilo gótico levantino a la orilla de la bahía de Palma.

Junto a ella se encuentra el magnífico Palacio Real (Palau Reial de l´Almudaina). Ambos están rodeados por un laberinto de callejuelas estrechas y antiguos palacios de comerciantes que conforman el casco antiguo y el barrio árabe.

Paseando por la zona también encontraremos una gran variedad de museos y galerías, así como la Basílica de Sant Francesc y hacia el oeste, en las calles tras La Llotja, algunos de los hoteles, bares y restaurantes más elegantes de la ciudad.

En la ciudad también es imprescindible pasear por las plazas más destacables, Plaça Weyler y Plaça Mercat. En ellas se sitúan los ejemplos arquitectónicos modernistas más notorios de la isla como son: el Gran Hotel (ahora convertido en galería de arte de la Fundació La Caixa); el Forn des Teatre y, en la Plaça Mercat, la Pensió Menorquina y Can Casasayas, con su ondulada fachada y motivos de helechos y mariposas.

Otras de las visitas destacadas es al castillo de Bellver, de estilo gótico mallorquín está situado a unos tres kilómetros de la ciudad de Palma de Mallorca sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar. Desde allí se puede contemplar la ciudad, el puerto, la sierra de Tramontana y Pla de Mallorca; de hecho, su nombre viene del catalán antiguo bell veer, que significa "bella vista". Una de sus peculiaridades es que se trata de uno de los pocos castillos de toda Europa de planta circular, siendo el más antiguo de estos.

Además, Palma cuenta con una ambientada vida nocturna, con gran cantidad de bares y discotecas abiertos hasta el amanecer. Esto junto al hecho de que en Mallorca se sitúan complejos turísticos como el glamuroso Portals Nous (el St. Tropez de Mallorca) o el marchoso Magaluf, famoso por su animada vida nocturna, hacen que la isla sea un destino muy adecuado para todo tipo de viajeros y principalmente, para todo aquel que busque disfrutar de unas agradables vacaciones.

Volver a Noticias de Viaje