Viajar a otro continente

Australia se puede considerar el sexto país más grande del mundo en cuanto a superficie y es el único que ocupa un continente entero. Además, también incorpora la isla de Tasmania y cuenta entre otros con Nueva Zelanda como país vecino que también está ganando más popularidad como destino turístico.

 

Aunque se puede viajar a Australia en cualquier momento del año hay que tener en cuenta que el verano es de diciembre a febrero y que este país tiene la ventaja de no ser excesivamente caro. Así que, a pesar de tener que dejarnos un pellizco considerable para organizar el viaje sobre todo en los billetes de avión, una vez ahí no tendremos tantos problemas para ajustarnos al presupuesto.

Obviamente, hay millones de cosas que ver y hacer en Australia si nos lanzamos a hacer este largo viaje pero entre otras es importante visitar la capital del país, Canberra. Esta ciudad es moderna, cosmopolita y cuenta con el famoso chorro de agua del capitán Cook.

Sydney, a pesar de no ser la capital es la ciudad más conocida de Australia así como la más grande y antigua.

También importante es visitar la bahía de Botany, la opera de Sydney que supone uno de los edificios más famosos y distintivos del siglo XX situado en Bennelong Point en el puerto de Sydney. Aquí también se puede observar el famoso puente del puerto también muy conocido porque consta de un sólo arco de 500 metros de largo.

Adelaida es otra ciudad que conviene visitar. Capital de Australia Meridional consta de edificios como el parlamento, la catedral católica, el observatorio que también merece la pena ver; así como simplemente recorrer alguna de sus calles principales como King Willian y North Terrace.

Perth, es la capital del estado de Australia Occidental y la cuarta ciudad más grande del continente. Se sitúa en el estuario del río Swan y el área metropolitana engloba más de 30 localidades que el turista puede visitar y explorar en su viaje por la zona, por ejemplo: Bayswater, Canning, Stirling, Gosnells… entre otras.

También destacable es el Estrecho de Torres que separa Australia y Papúa Nueva Guinea. Con más de 150 metros de ancho su poca profundidad lo hace muy difícil de navegar y allí se sitúan un conjunto de más de cien islas entre las que destacan la Isla de Jueves, Isla del Cuerno o la Isla del Príncipe de Gales.

Cabe destacar que gran parte de este estado es árido y alberga dos desiertos: Gibsonn y Victoria. Además, también es mencionable la gran cantidad de parques nacionales de esta zona. Por ejemplo, el parque nacional de Namburg, Wave Rock que es muy curioso por su forma de ola. Igualmente, aquí se encuentran situados el Ningaloo Reef que es un lugar muy preciado por los buceadores ya que supone el arrecife más grande del estado. Así como el parque nacional Kalbarrai o Bungle Bungle Purnululu.

Como veis, los lugares que visitar en Australia suponen un listado interminable con lo que conviene que el viajero se reserve como mínimo dos semanas de vacaciones para poder observar al menos las principales ciudades del país e igualmente disfrutar de unos días de descanso en sus magníficas playas.

Volver a Noticias de Viaje